Calidad y Medio Ambiente

La calidad, la seguridad y la protección medioambiental se consideran en Shingels una prioridad además de una necesidad estratégica.

Nuestro objetivo, es que estos factores sean reconocidos como un valor distintivo y a su vez estratégico, para que podamos garantizar nuestra consolidación y crecimiento empresarial de una forma eficaz y responsable.

Como muestra de nuestra apuesta por la gestión de ambos ámbitos, Shingels integra los sistemas calidad y sostenibilidad a través del Sistema Integrado de Gestión ISO 9001 y 14001. La certificación según la norma ISO 9001 la disponemos desde el año 1999 y en el 2012 hemos obtenido el certificado según la norma ISO 14001, ambos a través de la empresa certificadora TÜV Rheinland.

Shingels adquiere en esta política de calidad y medioambiente los siguientes compromisos:

  • Suministrar a sus clientes los productos y servicios que satisfagan sus necesidades y expectativas (tanto explícitas como implícitas).
  • Mejorar continuamente la eficacia del sistema y actualizar esta política.
  • Comunicar, hacer entender y aplicar esta política a todas las partes interesadas para asegurar la participación activa de todos en la consecución de nuestros objetivos.
  • Establecer objetivos para mejorar el desempeño del sistema de gestión integrada de calidad y medio ambiente.
  • Cumplir los requisitos legales aplicables y otros requisitos suscritos en materia de calidad, medio ambiente y seguridad industrial.
  • Proteger el medioambiente y minimizar el impacto ambiental de las actividades que desarrolla la empresa a través de:
    • La reducción de la utilización de sustancias nocivas, peligrosas y no respetuosas con el medio ambiente en la composición de nuestros productos, intentando seleccionar las materias primas más ecológicas y con menor impacto sobre el entorno.
    • La optimización del consumo de recursos naturales (agua, energía, etc).
    • La reducción de la cantidad de residuos generados y de las emisiones a la atmósfera.
    • La optimización de la logística de nuestras operaciones para contribuir a la gestión del gasto de transporte y minimizar así la contaminación de nuestras operaciones.
    • La priorización del reciclado como destino de los residuos generados en la empresa.